sábado, 6 de febrero de 2010

PRESENTACION

Mantener un blog es una tarea difícil. Muchas veces los compromisos de trabajo terminan desplazando cualquier actualización.

El Correo de la Ópera se concibió como un espacio destinado a la difusión del género lírico. Actualmente existen numerosas páginas, blogs y groups que abordan lo operístico en toda su expresión, inclusive con valiosísimos archivos musicales. Lamentablemente no conocemos alguna que refleje esta manifestación del arte en Latinoamérica y particularmente aquí en Argentina.

Lejos de hacer un libelo chauvinista, mi deseo es que, el presente blog, contribuya a rescatar y apuntalar la importancia de la ópera en estas tierras ante un panorama que se yergue espinoso.

Se ha anunciado la reapertura del Teatro Colón de Buenos Aires, con motivo del Bicentenario. Lo cierto es que reabrir una sala no significa que esta funcione. Lo que quiero decir es que tendremos que esperar el desenvolvimiento de la temporada 2010 para evaluar las bondades de la reapertura; el cambio de situación jurídica del teatro y la penosa supresión de buena parte de su personal. Por lo pronto, la situación dista de ser óptima.

En el interior del país el panorama no es mejor. Excluyendo el interesante aporte que hace el Teatro Argentino de la ciudad de La Plata (Provincia de Buenos Aires), en líneas generales, el desarrollo del arte lírico resulta bastante infortunado. Lógicamente, hay exponentes como el Teatro el Círculo de Rosario (Provincia de Santa Fe) y el decano de los escenarios líricos del país, el Teatro Libertador San Martín de la ciudad de Córdoba, que pugnan por mantener encendida la luz del género.

Un acertado aprovechamiento de los espacios líricos existentes en interior de nuestro país, brindarían una oportunidad fantástica al desarrollo de nuevas voces. Tiene dicho la soprano mendocina Fabiana Bravo, de reconocida proyección internacional, que “No se si será por el pasado indígena, pero siento que las voces de los latinoamericanos vienen de la tierra, son redondas, más armadas...” (Véase «Soprano de Exportación» .Diario Clarín. Revista de Cultura Ñ. Sábado, 15 de octubre de 2005. Pág. 29). Sin duda, tal ventaja debe ser aprovechada, desarrollada y explotada. Es evidente que ello está sujeto a la política cultural que se implemente desde los gobiernos provinciales, cosa que no parece preocupar mucho.

Salvan las naves emprendimientos independientes tales como Buenos Aires Lírica, Juventus Lyrica y La Casa de la Ópera (encargada esta última de difundir obras nunca o rara vez representadas en la Argentina), que salen a conquistar adeptos, aprovechando –entre otras cosas- el escenario brindado por el Teatro Avenida, en la Ciudad de Buenos Aires.

Para concluir este boceto, debe subrayarse el concepto profundo que motoriza al blog y que no es otro que el deseo de servir a la revalorización del mundo lírico en Argentina, sin olvidarnos de lo que ocurre en Latinoamérica.

Por último, hay que agregar que en este blog, los lectores y lectoras del Correo, hallarán múltiples cuestiones vinculadas con el apasionante género que nos convoca. Trataremos de que haya música, siempre con las limitaciones que nos impone rapidshare y megaupload sin se descuidar otros aspectos como la historia (muy rica en Argentina, por cierto), las novedades y las opiniones.

La presentación está hecha y el Correo envía, desde el Río de la Plata, el aliento entusiasta de sumar esfuerzos para mantener el fulgor de la ópera en el mundo e impulsar la revalorización del arte lírico vernáculo.

Cordialmente.